Descubre 5 rincones secretos de Ámsterdam con niños

amsterdam portada

Descubre 5 rincones secretos de Ámsterdam con niños

3 (60%) 2 votes

A’dam es una de esas ciudades europeas que puedes visitar en cualquier época del año porque tiene tanto que ofrecer al visitante que no le deja indiferente, haga frío o calor. Los rincones de Ámsterdam son tan conocidos como sus estampas, llenos de bicicletas, canales, arquitectura típica, quesos o tulipanes.

0. Nuestro viaje a Ámsterdam

Nosotros realizamos un viaje a Ámsterdam con nuestros hijos en la época estival. Es verdad que con niños es mejor ir en una época cálida y sin lluvia, sobre todo en primavera y en verano. Aunque fuimos en pleno agosto tuvimos mucha suerte con la temperatura, porque no hizo excesivo calor, y porque no llovió ni un día.

Por supuesto, fue un viaje sorpresa para ellos pero también para nosotros (los padres), por lo mucho que lo disfrutaron y se emocionaron con cada uno de los rincones de Ámsterdam. Es conocida por su bullicio y su ambiente, sobre todo de noche, pero también es una ciudad muy pintoresca con un montón de rincones mágicos y especiales que no hay que dejar de ver al visitar la ciudad.

Se trata de una ciudad bastante segura para viajar con niños. Lo único que hay que tener cuidado es con… ¡¡las bicicletas!!, que te arrollan. Parece mentira cómo se pueden mover tantísimas bicicletas a la vez en todos los sentidos; es una ciudad que está muy bien organizada para moverse en bicicleta. Tienen su propio carril en casi todas las calles y, además, las bicicletas se pueden transportar en los tranvías, por lo que se facilita su uso.

rincones de Ámsterdam bicis rincones de Amsterdam tranvia

Además de las bicicletas y de los tranvías, Ámsterdam es, en su mayor parte, peatonal, así que permite que la visita a la ciudad se realice con tranquilidad, sin prisas y líos; y con niños, resulta más divertida, porque te fijas en cosas y en detalles que no te habrías ni fijado. Es muy agradable desplazarte andando por todos los barrios, aunque siempre puedes coger un tranvía porque son muy cómodos y rápidos.

Viajar con niños pequeños requiere organizar un viaje a Ámsterdam diferente de lo normal. Por lo tanto, en este post no hablaré ni de los variados festivales y eventos culturales que se celebran en la ciudad a lo largo del año, ni del famoso Barrio Rojo, ni de los coffeeshops. Sin embargo, sí tienen cabida en este post sus calles, la variada oferta cultural, sus canales y su armonía urbanística, en definitiva, otros rincones de Ámsterdam tan maravillosos que la hacen especial.

A continuación, he hecho una selección de nuestros 5 rincones de Ámsterdam más especiales, los que más nos gustaron y los que, en nuestra opinión, no hay que dejar de ver en una visita a la ciudad.

1. Rincones de Ámsterdam arquitectónicos: estación central

En Ámsterdam, hay de todo: un patrimonio monumental increíble, algunos de los museos más destacados internacionalmente y mucha agua. Pero, siempre que se viaja a esta ciudad se visita siempre lo mismo, lo típico.

La estación central de Ámsterdam merece una visita, al menos exterior, porque su fachada del siglo XIX es maravillosa. El cuerpo central y las torres gemelas del edificio se asemejan a un arco de triunfo que, según los expertos, da la bienvenida a los visitantes. Su fachada de ladrillos rojos, con esculturas que simbolizan el comercio y la industria, son típicos de la arquitectura holandesa, y contrastan con el interior modernista de la propia estación.

Se trata de una de las más grandes estaciones ferroviarias de Holanda, porque cada día mueve alrededor de 250.000 pasajeros. A ese número hay que añadirle el movimiento de los miles de personas que cogen ferrys desde su plataforma trasera, y es el inicio de paradas de diversas líneas de tranvías que recorren la ciudad y del metro de Ámsterdam. En mi opinión, es el eje neurálgico de la ciudad.

Pero volvamos a su exterior… ¿no os recuerda a algo? Síii, en efecto, el edificio se parece al del Rijksmuseum. La estación central de Ámsterdam fue construida entre 1881 y 1889 por el mismo arquitecto Pierre Cuypers, así como el ingeniero mecánico Dolf van Gendt. En las fotos siguientes se ve la similitud arquitectónica: la primera foto es la estación central; la segunda, el museo.

rincones de Amsterdam arquitecturaLlegar a Ámsterdam por tren desde el aeropuerto es maravilloso, porque llegas directamente a la estación, y es una buena oportunidad para ver la fachada del edificio, porque es espectacular para los sentidos.

2. Rincones modernistas: A’dam Lookout

En la parte trasera de la estación, hay una plataforma sobre el agua, que corresponde a los antiguos muelles de pescadores de la ciudad, desde donde salen varios ferrys que cruzan a la otra orilla del río. A dicha zona se accede a través de un túnel ubicado a la izquierda del acceso principal a la estación, sin tener que atravesar la grandiosidad del interior de la misma y, donde te puedes perder.

En la otra orilla se encuentran los edificios más modernistas de la ciudad: el EYE Film Institute, el Café de Ceuvel y la torre A’dam. El A’dam Lookout o A’dam toren (en holandés) es una torre que se construyó a finales de los 70 y fue restaurada en 2016. Es un observatorio con las mejores vistas de la ciudad.

Sus encantos se esconden en el último piso: su azotea tiene una plataforma de observación, que ofrece una visión de 360º de la ciudad sin obstáculos visuales, una zona de chillout estupenda para descansar en unos puff, mientras escuchas música y te tomas un refresco, y un columpio, el más alto de Europa por estar a 100 m de altura, pero no es apto para niños ni para enfermos del corazón, por el subidón de adrenalina que supone estar en el vacío durante segundos. Nosotros no nos atrevimos 🙂 . Desde aquí arriba, cada uno de los puntos neurálgicos de la ciudad cobra un nuevo protagonismo y se ven de diferente manera.

rincones de Amsterdam lookout

3. Rincones culturales: Casa-Museo Rembrandt

Una de las joyas de la corona cultural, aparte de los museos más reconocidos de Ámsterdam (Museo Van Gogh, Rijksmuseum, Museo Stedelijk, entre otros), es, en mi opinión, la Casa-Museo Rembrandt (Rembrandthuis, en holandés). Se trata de la casa original donde el pintor neerlandés, Rembrandt van Rijn, trabajó y enseñó a sus discípulos, casa comprada con la dote aportada al matrimonio por su esposa.

Los utensilios y los muebles son una réplica fiel de la época, y muestran cómo eran cada una de las estancias de la casa. Rembrandt pintó la mayoría de sus obras maestras en el primer piso e impartió sus clases en el ático, donde se exponen animales disecados y piezas artísticas en los que el pintor se inspiraba.

Para todos aquellos que os guste la obra de este pintor y para los que no la conozcáis, recomiendo la visita al museo absolutamente, tanto a adultos como a niños. Está muy bien explicado y es muy interesante. La casa en sí es una joya.

4. Rincones fluviales: la “Venecia del Norte”

Ámsterdam se denomina la “Venecia del Norte” por todos los canales que la atraviesan. Y por algo será. Se pueden cruzar 1.000 puentes y hay 75 kilómetros de canales. Además, toda esta superficie fluvial alberga a más de 2.500 casas flotantes.

rincones de amsterdam canales 2

Hay canales por doquier, como si de calles se tratara. Como los canales son el símbolo de la ciudad de Ámsterdam, recomiendo hacer un paseo en barco por los canales, en cualquier momento del día, porque es otra forma de apreciar la ciudad desde el agua.

5. Rincones patrimoniales: la magia de Begijnhof

Tiene un nombre prácticamente imposible de pronunciar para los turistas y es complicado llegar a este lugar, que se encuentra en el centro medieval de Ámsterdam, en el corazón de la ciudad, y que te puedes pasar la entrada si no vas atento.

Begijnhof es un patio interior ajardinado (siglo XII), rodeado de una treintena de casas de estilo holandés y con un par de iglesias. Este recinto privado ofrece una relajante parada en nuestro paseo por la frenética Ámsterdam. Contrasta con los barrios de los alrededores y su bullicio (está a poca distancia de la plaza del Dam y cerca del Barrio Rojo).

rincones de Amsterdam patio

Ya sabes los rincones de Ámsterdam que no puedes dejar de ver cuando viajes allí.

Y, ¿cuáles son tus rincones favoritos de Ámsterdam? Me encantaría conocerlos…  

 

¡Buen viaje familia!

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.